domingo, 11 de octubre de 2009

LOS COCHES DE DORIAN I, SHELBY COBRA by MRRC

Hoy tenemos un día lluvioso en Getxo, no demasiado, pero lo suficientemente como para que tumbado en el sofá uno comience a divagar. En este estado en el que el sopor y cierta dosis de aburrimiento nos lleva a pensar en todo y en nada al mismo tiempo, me levanto y me dirijo a la biblioteca en la que, entre bastante literatura, acumulo unas cuantas revistas de slot.

Tras revisar algunos números más o menos actuales de las dos publicaciones dominantes y un poco cansado de comprobar el volumen ingente de novedades a las que nos someten los fabricantes, continuo mi desganada revisión de revistas y más revistas hasta que me detengo unos instantes en mis joyitas, esos números de la Guía Slot Racing en formato reducido de mi primera época como suscriptor.

En varios números de la guía se anuncia el lanzamiento del SHELBY COBRA 427 S/C de MRRC, The Big Snake, así lo publicitaban los chicos de MRRC. “SINCE 1954” se puede leer en la parte inferior de la hoja que os adjunto. La cosa es que al volver a ver estas páginas tomo verdadera noción del tiempo de este molde. Los números de los que estoy hablando son del año 2000-2001. Tener en cuenta que el prototipo ya se había presentado en 2000.


Así que con un pequeño empujón provocado por la excitación de rememorar aquellos tiempos en el que ver las fotos del shelby me quitaba el sueño, me voy al cuarto de los coches, así lo bautizó mi hija.



Veamos que tenemos aquí… ummm… porque yo tenía unos cuantos shelby, ¿no?... ¡Coño no los veo! Allí están los condenados, en la parte inferior de mi improvisado expositor, jejejejeje. Veamos lo que tenemos aquí. De momento sigo en mis trece, las cajas que tenían los MRRC hasta hace bien poco, son las más bonitas que se han hecho en esto del slot. Hablo siempre de cajas urna. Con ese delicioso cartoncito que recubre la caja y que acentúa lo que tenemos en el interior.

Este blog no se caracteriza por precisas descripciones, datos técnicos sobre los modelos, historial competitivo y demás, para eso ya están los maestros como DEMO, que además de fotos increíbles manejan la pluma y el archivo como los ángeles. El que suscribe no tiene ni los conocimientos, ni tampoco los arrestos, como afrontar las entradas desde ese prisma, así que me dejo llevar por sensaciones, estados de ánimo, etc.


La cuestión es que cuando tuve ante mí las cajas de los MRRC ya sabía, que al menos, se merecían una breve entrada. Pero ¿qué enfoque debía tener la entrada? ¿el formato tradicional?, descartado, tengo demasiadas limitaciones, ¿foto de la semana?, demasiado breve.

Reviso todas las etiquetas y secciones que poco a poco voy creando en el blog. Nada, no me encaja ninguna. Así que me digo a mi mismo, joder, esto es un blog, es tú blog, ¿una nueva sección?, me gusta, pero ¿no estás creando demasiadas secciones? Quizá, pero es que me gusta crear secciones, en ese caso adelante. Pues nada que tenemos nueva sección. LOS COCHES DE DORIAN.
El título no es demasiado imaginativo, pero amigos los días como hoy, son perezosos, y esa pereza nos ataca por los flancos, nos contagia y nos embauca de una manera casi imposible de combatir, incluso a los que nos movemos en esto que ahora se llama “el mundo creativo”.
Día de imaginación dormida, podríamos llamarlo, pero es lo que hay. La nueva sección que inauguramos hoy, tiene como objetivo incluir cochecitos, que a pesar de los años, sigan manteniendo el tipo de manera envidiable. Es decir, mientras los demás envejecemos, nuestras sienes se tiñen de canas, aumentamos el índice de natalidad, y todas esas cosas, estos coches parecen recién salidos de la factoría y además de una factoría pata negra. Ya que sus moldes y sus niveles de acabado, y todas esas cosas que tanto nos gusta observar, aguantan el paso del tiempo como el protagonista de la obra de WILDE.
Los días lluviosos tienen estas cosas, creamos secciones absurdas en nuestro blog y hacemos fotos terribles en nuestras casas. La luz natural que tan bien enmascara las carencias de mi hacer fotográfico, hoy no me va a echar un cable, flaco favor que le hago al magnífico Shelby. Por cierto un coche que se puede adquirir, o al menos se ha podido adquirir, a precio de risa.
En mi pista Carrera, van como un tiro, el scaleauto que los mueve es ruidoso pero muy potente. Con imán son muy muy divertidos y verlos rodar, un placer. Algún valiente les quitará el imán, ese no soy yo. Dan ganas de organizar una monomarca, de momento cuando llegue mi primer set de trenes, en este caso el set conmemorativo del centenario de UPS, cortesía de LIONEL (próximamente en out of slot, las secciones son para cuidarlas)sustituiré la van de UPS por uno de estos cobra, a ver que tal quedan las fotos. Una cosa, el que no tenga ninguno (y me refiero a los cobra de Mrrc) se merece 10 azotes y no tomar postre durante al menos un decenio.
Salud.





6 comentarios:

J.C.Nogueira dijo...

Hola.
Vengan mas dias de lluvia, pues lo resultado é surpreendente.
Precioso bocado de prosa.
Saludos de
J.C.Nogueira

Miguel Gómez dijo...

Precioso el Reportaje Guillermo, espero que sigan tan buenos como ahora

Jorge Luis dijo...

Bienvenida la sección, bienvenida la pereza que ha logrado parir este estimable artículo y hermosas fotos. Entradas como ésta me reafirman en la convicción de que este blog es imprescindible, por diferente.

Anyway, una vez más nuestros gustos van de la mano (ya sabes que te considero como un hermano en ese sentido), y no deja de sorprenderme la plena vigencia y frescura de un molde parido hace nueve años, cuando muchos de los fabricantes de prestigio actual (como Ninco, digamos el nombre del pecador) hacían croquetas deformes cuyo nombre no citaré por no herir sensibilidades, pero que están en la mente de muchos de nosotros. Por cierto, su propio Cobra (el de Ninco) es una realización posterior en el tiempo y no alcanza el grado de perfección de estas "serpientes" de MRRC.

¿Los detalles técnicos? Son importantes, claro, pero para eso están otros blogs, o los compañeros que respondemos aquí. El pequeño motor rojo de caja corta, está situado en posición delantera longitudinal, y transmite la potencia al eje trasero a través de un largo cardán, dejando así sitio para un interior completo y muy detallado. Según me conmentaron, desarrolla la nada despreciable cifra de 28.000 rpm, brutal para el peso y dimensiones del coche, aunque aún corta si se compara con las 33.000 rpm que me dijeron rendía el motor colocado en el Toyota Celica del mismo fabricante.

En suma, una nueva muestra de prosa poética, intimista y reflexiva sobra nuestra afición, sobre nuestras impresiones y anhelos de niños grandes enamorados de los coches.

Gracias por todo ello, Supergenix

Jorge Luis

Alceo dijo...

Efectivamente, querido Guillermo, en slot en muchas ocasiones las impresiones son mucho más importantes que los datos técnicos.

El cobra de MRRC puede considerarse el paradigma de este "efecto".

Afortunadamente, contamos contigo para poner en blanco sobre negro esta impresiones que, si bien es difícli que compartamos al 100%, en mi caso, al menos, sobrepasan el 90%.

Joan-er-cunyao dijo...

Wenas!!!! un coche imprescindible, bonito, bonito, bonito. El artículo es de.... 11!! al igual que las fotos. Gracias por comaprtrilo.
Adeu y gassssss

DEMO dijo...

Qué venga lluvia!! Y con el agua arrebatos de ingenio para unas preciosidades que sí se podrán mirar en el espejo..., y verse guapas, y guapas guapísimas en tus fotos, originales, frescas y fieles, todas con el toque Larrauri de calidad y gusto; sencillas, claras y directas.

Por cosas como estas no me desengancho yo ni atado.

Gracias Guillermo por él, y por tus comentarios.

Salud