lunes, 28 de septiembre de 2009

CLÁSICOS DEL FUTURO I

Hace unos días y tras una conversación con mi admirado Luis Demófilo, estuve revisando mi archivo de revistas de slot intentando ageriguar cual había sido el último número de la revista Mas Slot que había adquirido y si en ese número el citado DEMO ya publicaba sus fantásticos artículos. Reconozco que me suelo inclinar más por slot miniauto. Así que mi sorpresa fue mayuscula al comprobar que en mi poder se encontraba un número donde el gran DEMO ya publicaba.

La cosa es que comienzo a revisitar el olvidado ejemplar y me encuentro con un breve artículo de presentación firmado por Luis dedicado al DODGE CHARGER SRT SUPERCHARGED de Carrera. Es una reproducción bestial de la versión actual del mítico charger realizada en rojo y negro. En la que la verdad nunca había fijado mi atención. Como otras veces ocurre las fotos de Luis hacen que uno gire la cabeza hacía objetivos muy alejados de sus criterios de colección, y esta vez no fue una excepción. Pero lo que más me llamo la atención no fueron las fotos sino el enfoque extremadamente interesante que tenía el artículo de Luis. Voy al grano.

En la reflexión final, DEMO comenta que de tener que elegir entre este Charger actual y un Hemicuda de finales de los 60, él, por la belleza eligiría sin dudarlo al Charger clásico. Pero y aquí está lo gordo del asunto ese mismo Charger hemi hubiese sido rechazado si lo hubiera comparado en su época on otro 30 años más viejo.


En definitiva, el artículo me hizo pensar en demasiadas cosas, llegué en un momento a revivir el descubrimiento de los PIXIES hace ahora 20 años y como desde el principio detecté que iban a convertirse en uno de los grupos seminales más importantes de la última década del siglo XX, siendo ahora una banda absolutamente de culto. Pero sobre todo me hizo pensar en clave de slot y en clave de coleccionista de clásicos que aparentemente es lo que me define a día de hoy.

Pensé en los coches que uno descarta porque no entran en los criterios de colección que nos solemos marcar la mayoría de las veces por motivos económicos, espacio, familiares(Alceo me entiende, jejejeje). Y me di cuenta que hace cosa de un año recuperé este Bentley que os enseño ( mal día para las fotos con el día cubierto, pero se hizo lo que se pudo y además el Bentley como buen británico, pide lluvia) y que anteriormente había regalado a uno de mis amigos, al darme cuenta de que me encontraba ante un modelo especial, un modelo que tenía madera de convertirse en clásico. Es cierto que todos los modelos se convierten en clásicos cuando tienen más de 25 años, pero con "Clásico" me refiero a esos modelos que tienen un no sé que, independientemente de los años que los contemplen, sean muchos o pocos.
Por eso desde hace un tiempo tengo una pequeña lista a la que llamo clásicos del futuro y que la lectura del artículo de DEMO me ha hecho reconsiderar seriamente. Coches como el magnífico Audi R8C de Slot it, el Peugeot 908 hdi (Carrera en mi caso), incluso el Charger Supercharged del citado artículo forman parte de mi lista.


Pero hablemos del coche que ilustra la entrada, hablemos de Bentley. Hablar de Bentley es hablar de la historia del automovilismo y por supuesto de la historia de Le Mans.

Después de más de 70 años Bentley regresaba a la madre de todas las carreras, y volvía con un pasado demasiado glorioso como para que la vuelta se quedara en mera anécdota. Un palmarés espectacular que contemplaba las victorias en 1924, 1927, 1928, 1929 y 1930, exigían una vuelta en condiciones.
Así que con el apoyo del grupo VW actual propietario de la marca comienzan los primeros pasos para crear una máquina competitiva.




Con el mismo propulsor que el Audi R8C con ligeros cambios mecánicos y algunos más que incidían en la reglamentación para entrar dentro del grupo LMP900 se preparó esta bestia, ataviada de un elegante color verde, el mejor verde que he visto en un Carrera hasta la fecha.


Ese mismo año una de las dos unidades del Bentley que participaban logra el podio al entras tras dos de los Audi oficiales. Al año siguiente el Bentley repite casi el mismo resultado al entrar en cuarta posición tras los audi oficiales. Y en el año 2003 conseguía la victoria absoluta. El regreso había sido un éxito.

La máquina de Carrera es de una belleza incontestable, además es la única marca que fabrica en plástico que lo ha reproducido hasta la fecha.


Yo desde aquí os invito a una pequeña apuesta. Si dentro de 15 años estamos vivos, con salud, y todavía este pequeño vicio nos sigue atrapando, este coche nos parecerá un clásico fabuloso, y algunos se arrepentirán de no haberlo comprado, como hice yo antes de regalarlo y más tarde recuperarlo, por apenas 20€.Como podéis ver en las fotos me he puesto en la piel de comparar un futuro clásico con un clásico consagrado, no hago trampas. Ahora mismo el Lola como clásico es mucho Lola pero pensemos desde el punto de vista de un amante de los clásicos a finales de los años 60, frente a un Aston Martin DB1, y pensemos dentro de 20 años en el Bentley frente a un futuro LMP.



Salud

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Clásicos del futuro... eres como la pitonisa Lola!
mola el paralelismo con los Pixies...

Fill Peppers from Antonia are Waiting for YOU!

Alberto

Anónimo dijo...

Por cierto, precioso el mastodonte verde

Alberto

J.C.Nogueira dijo...

Hola.
Preciosa peça sobre Slot.
Parabens.
J.C.Nogueira

Alceo dijo...

Efectivamente, hay coches que, desde el primer día, parecen estar llamados a convertirse en CLÁSICOS con mayúsculas. Yo señalaría, por ejemplo, el Z3 de BMW.

Pero no me planteo pillarme un coche moderno esperando que se convierta en clásico.

Como ya has comentado los problemas de espacio o familiares ya me limitan bastante..

DEMO dijo...

Muchas gracias Guillermo..., creo que esa es una de las cosas que pretendía, cómo cambian nuestros criterios, nuestros gustos..., con el tiempo; y lo que hoy nos parece un coche horrible lleno de alerones, aletas, aletines, pasos ensanchados..., dentro de 30 años (ó 20) puede ser lo que en su época fueron para los edwardians los Capri, o los coches que perdían sus clásicas formas..., se carenaban, se deformaban (pensemos en los CSL). Pues este es el mismo caso, a lo mejor en 20 años, 30 ó 40 hablamos (o hablan mejor dicho) de ese Bentley como de una maravilla de la técnica y aerodinámica como hoy hablamos nosotros de los de hace 50 añitos.

Con respecto a tu artículo, chico, parce que el día lo has elegido, muy british.., como sois los de esa zona. Y el texto..., como siempre, IMPECABLE.

Salud


PS: ¿De qué filled?

supergenix dijo...

De carne Luis, pimientos rellenos de Carne del ZACA en la granja de San Ildefonso, como diría arguiñano, son para comerlos de rodillas.

DEMO dijo...

Y no ibas a poner alguna receta que a los mortales nos haga soñar de verdad..., así dejamos de tontear con cochecitos y hablamos de cosas serias; que una foto de esos pimientitos si que tienen que dar envidia..., y no cuatro cachitos de plástico :)

forexqs dijo...

I like this blog and i well viset agen thank you
forex,forex
trading
,learn forex,forex
trading software

Jorge Luis dijo...

¡Qué bonito es releer! ¡Qué gusto da encontrar joyas como esta entrada, tan llena de buen gusto como de íntimas reflexiones y hasta de arriesgados pronósticos!

Si en algo superan los blogs a los Foros es en la posibilidad de recuperar más fácilmente entradas y textos, y los comentarios, que parecen más vivos y acertados cuanto más los lees.

Confesaré que ese Bentley, aunque impresionante, no me enamora. Pero estoy dispuesto a ver el envido, y te emplazp, Guillermo, para dento de 15 años, a ver si mola más ese formidable bólido o uno de mis bienamados clásicos americanos. ¡Ah, no, que esos ya tienen ganado el título por méritos propios! jajajajaja